Calypto

Impacto

Si bien las ventajas propuestas por este proyecto pueden aplicarse a cualquier explotación de tomate de invernadero, hemos detectado que existen grandes barreras tecnológicas para los pequeños y medianos agricultores. La accesibilidad a la tecnología depende en gran medida del coste de implantación y de la formación cualificada, factores que en el caso de pequeños agricultores no se reúnen con la frecuencia deseada provocando brechas tecnológicas que les hacen perder  competitividad frente a los grandes productores. Por ello, este proyecto tiene como principal grupo beneficiario los pequeños y medianos agricultores de la comarca del Alto Guadalentín, donde se realizarán las pruebas.

Está previsto que gracias a la difusión de los resultados de este proyecto, con las acciones previstas en esta memoria, cada vez más agricultores de tamaño pequeño o mediano puedan beneficiarse con la modernización tanto del manejo como del control económico de costes operativos.

La comarca del Alto Guadalentín, a la cual pertenecen los socios productores (RAFAEL GABARRÓN) y del sector de maquinaria agrícola (RITEC), tiene una alta presencia del cultivo de tomate desde hace décadas. Los agricultores se esfuerzan en conseguir las mejores calidades según las demandas de mercado, realizando importantes esfuerzos de inversión que no siempre se ven compensados con los precios obtenidos.

Incluso la introducción de nuevas variedades, exige una modificación de los manejos en los cultivos que deben ser ensayados y probados antes de ser lanzados a nivel comercial. La falta de automatización en los procesos de validación, ocasiona  que, en la mayoría de las ocasiones, sea más sencillo vender las producciones a las cooperativas, perdiendo la oportunidad de valorizar el esfuerzo inversor realizado por el agricultor y tratando de acceder a otros mercados como puede ser la exportación.

Por tanto, tras la realización de este proyecto de innovación para el tomate de invernadero para los pequeños y medianos agricultores, esperamos contribuir a la implantación en un 25% más de hectáreas en la comarca del Alto Guadalentín después del primer año tras la finalización del proyecto. Al mismo tiempo, se realizarán tareas de difusión para dar a conocer los resultados en otras áreas agrícolas de la Región de Murcia. Los resultados contribuirán preparar a los
pequeños y medianos agricultores para un incremento de productividad y de calidad por hectárea.